martes, enero 17, 2006

Puebla

Irene es una amiga que conozco desde antes que naciéramos. Mi mamá, junto con su mamá y otras 2 mamás (Lucía y Alicia) se conocieron en los cursos de profilático (para enseñarte a cuidar bebés y ejercicios y esas cosas) cuando estaban embarazadas. Comenzaron a hacer comidas los viernes cada 15 días y luego empezamos a nacer nosotros. Primero nací yo 18 marzo, luego nació David (de Lucía) el 24 de abril, y luego Ricardo (de Alicia) e Irene (de Nilda) el 29 de abril y las comidas de los viernes siguieron...

Crecimos juntos, íbamos a cursos de lo que fuera juntos, nos veíamos cada 15 días sino antes, los fines nos íbamos a Cuerna a casa de Ricky, etc. Luego Irene y su familia se fueron a Puebla y David a Monterrey. Sólo quedamos Ricardo y yo y aunque nos seguíamos viendo, luego empezamos como la adolescencia y cada quién salía con sus amigos...Lucía regresó de Monterrey, y las señoras se siguen viendo los viernes cada 15 días depués de 23 años ya...es increíble.

Sin embargo, Irene se quedó en Puebla y ahí sigue. Su papá es francés por lo que habla perfectamente el francés y Antoine como es francés, pues también, jajaja. Le hablé para que nos diera un tour por su linda ciudad y muy buena onda lo hizo. Fuimos a Cholula y luego a Puebla. En Cholula compré chapulines para que Malia y Antoine los probaran... obvio a Antoine no le gustaron, pero a Malia sí...claro, siempre tomando mi consejo: "no los veas, sólo come" y sí funcionó!!! Después de hacer el tour de la pirámide de Cholula nos fuimos a un bar donde venden unas sangrías que no tienen abuelita! deliciosas! un poco caras pero lo valen. Antoine se fue por la cucaracha... pero de las buenas y sí, jajaja, terminó un poco happisón. Fuimos al mercadito de ahí a comer todo lo que la cocina poblana tiene que ofrecer por 30 pesos... toda una ganga.

Luego nos fuimos al centro de Puebla... yo no me acordaba que estuviera tan padre. La verdad, si tienen un fin de semana por ahí libre, vayan, está bastaaaaaaante nice. En la noche nos fuimos a un bar de un amigo de Irene (oh sí, es conocida en todos los bares y antros de la zona, jajaja) que se llama la Corcholata y pedimos una docena de shots (así los venden) bastante bien! Y bueno, un red bull para la carretera de regreso...

Fue un gusto ver a Irene otra vez...

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

 

eXTReMe Tracker