viernes, enero 13, 2006

Chetumal - Tulum - Playa del Carmen (día 5)

Tiempo aprox.: 1.30 hr de Chetumal a Tulum
45 mins. de Tulum a Playa del Carmen
Kilometraje: 200 km aprox de Chetumal a Tulum
60 km de Tulum a Playa
Casetas: ninguna
Carreteras: en súper buen estado con 2 carriles para cada sentido.

Alojamiento: "Youth Hostel Playa" entre la 8 y la 25 exactamente enfrente del Wal-Mart.
e-mail: info@hostelplaya.com tel: (948)80-33277
Atendido por Mario aka "Papi"... costo en habitaciones comunales con 3 literas cada una: $110 y también tiene la opción de tener un cuarto privado para 2 personas por 375 pesos la noche.

Nos levantamos algo temprano para irnos a Tulum y no llegar tan tarde a Playa del Carmen porque todavía teníamos que buscar dónde quedarnos para variar. Ahora sí, me tocó dormir a mí aunque no fue mucho, si me repuse de los demás días. Tulum no fue tan azotado por el huracán Wilma como había escuchado en una clase que tuve el semestre pasado, sólo la pirámide principal estaba cerrada pero igual podías bien apreciar la majestuosidad del lugar. La playa que está ahí también está bastaaante agusto. Nosotros no sabíamos que podías ir como a nadar ahí así que cero traje de baño ni nada, pero si alguien va a ir no se les olvide, bronceador, traje de baño y toalla porque la playa está wow... aparte estar como bronceándote al lado de unas buenas ruinas mayas es "la classe"... te lo recorres en una hora, no más así que agarramos luego luego para Playa del Carmen.


Ahora entiendo por qué dicen que la riviera parece Estados Unidos, 1. casi no hay compatriotas, 2. hay puros jeeps (paraíso para mí, claro está), 3. los precios están en dólares, 4. y no ves nada más que camiones llenos de extranjeros... en fin, el ambiente sigue de todas maneras bastante amable y cordial. Hacia Playa ahora manejé yo y como no habíamos comido, lo primero que hicimos cuando llegamos fue buscar un restaurante para poder emprender dicho gusto. Antoine duro y dale que quería comer en la playa así que caímos en un restaurante 300% turísitico y miiiiiil caro, además de malo... en fin, lo que uno hace por algunos caprichos... y aparte ya era como que de noche y así que digas uff la vista a la playa pues no... pero bueno.

Empezó ahora la búsqueda de hotel. Todo carrérimo mal plan, así el hotel más rascuacho costaba 400 la noche sin ningún tipo de servicio... casi casi te tenías que bañar con agua fría, jeje. Antoine ya estaba un poco desesperado y pidiéndome que ya tomáramos uno de 400... yo NO iba a pagar eso, sobretodo si ya había escuchado que había lugares padres y baratos. Nos terminamos perdiendo y qué bueno porque de repente vimos un hostal que se asomaba por ahí. Entramos y la verdad es uno de los hostales más padres que he visto en mi vida... un ambiente super aCOGEdor y los dueños poca madre. Había un pequeño suizo que apenas y hablaba español que atendía la recepción, pero claro, italiano, francés, alemán e inglés los hablaba cual políglota de 4 lenguas maternas... Antoine dudo un poco porque decía que nunca se había quedado en un hostal pero la verdad por 110 pesos la noche me valíiiia si lo había hecho o no... nos quedamos y punto!!! jajaja

En fin, tomamos las respectivas habitaciones y luego fuimos a buscar el coche que había quedado a kilómetros de ahí, realmente estábamos ya del otro lado de Playa del Carmen, jeje. Finalmente lo encontramos y regresamos al hostal. Nos bañamos y mientras yo esperaba a Antoine abajo, conocí a 2 ingleses bastante simpáticos, James y Simon. James da clases de inglés en el Anglo pero igual los 2 estaban bien chavos. En cuanto salió Antoine y vio que eran ingleses, bueno, ni el hola le pudo salir, fue bastante cómico. De una manera un tanto agresiva me preguntó si quería quedarme ahí de traductora o ya nos íbamos. Entre broma y broma terminamos yéndonos a realizar nuestro tour de bares.

La calle más importante de Playa del Carmen es la 5ta avenida (¡vaya nombre!) y ahí están los restaurantes y bares más padres. Empezamos en uno que no tengo ni idea de cómo se llama - tal vez cuando llegue el edo. de cuenta de la tarjeta lo sabré- pero está en un pequeño callejoncito en un segundo piso. Hay una barra en medio del bar que está iluminada de color azul y hay un mesero por cada idioma... está bastante nice el lugar aunque estaba un poco vacío. Después de un trago cada uno nos fuimos a otro (en la 5ta esquina con la 12va) que tampoco sé cómo se llama donde se puede fumar la ShiSha (no sé cómo se escriba). La de nosotros era de tabaco sabor manzana... deliciosa!!! Otro trago y de ahí bajamos un poco más por esa misma calle (12va) y llegamos al Om Lounge que está exactamente enfrente del Blue Parrot, que es como el antro más conocido de ahí. Ahí nos tomamos varias cervezas y platicamos un rato con las y los bartenders de ahí. Antoine finalmente me convenció de ir de una vez al antro y entramos. Está padre, está en la playa y el ambiente está bastante tranquilo. No salimos tan tarde, como a las 3 ya estábamos de regreso así que estuvo bien y ahí acabó nuestro tour de bares por Playa.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

 

eXTReMe Tracker