sábado, enero 21, 2006

Trastevere (San Ángel)

Av. Altavista # 142
Col. San Angel Inn
(está casi enfrente del Restaurante San Angel Inn)
Tel: 5616-1835


Es el mismo concepto de Papa Bills pero con Pizza. Obtienes, por 550 pesos 1 metro cuadrado de Pizza y una botella de alcohol... es una gangaaaaaaaaaaaa!!! Nosotros llegamos un poco tarde de la hora prevista ya que andábamos por colonias polanqueses visitando ptas embajadas y eso pero bueno, no entraré en detalles con eso, jajaja. Lo bueno es que la 1er botella había bajado tan sólo 1/4 así que hubo tiempo de recuperar el tiempo perdido. Ví a Gaby, Yarelli, Mariana y Regina que no veía desde hace años!!! Y por supuesto, cardy, Moni y Paulis estaban ahí también.

Al principio como que el mesero nos preguntaba si queríamos más de beber, pero conforme avanzaba el tiempo, ya ni nos preguntaba, sólo rellenaba el vaso! jajaja. Cardy y yo fuimos los encargados de ir pidiendo las botellas e ir poniendo los juegos. Atravesamos todos los juegos, desde Jenga, mentirosa, hasta yo nunca nunca (o mejor aún, nuestra versión francesa para que todos pudiera jugar, je n'ai jamais jamais...) y verdad o reto... salieron muchas cosas que igual aunque ya las sabe, te siguen dando risa o simplemente impresionando. Van saliendo cosas nuevas y es ahí cuando te das cuenta quiénes han viajado mucho a europa y quiénes no!!! jajaja...

Esos juegos son re-buenos para romper el hielo, y sí que se rompió. Malía se enteró de la vida de todos y posteriormente me confesó que es el mejor chisme que ha escuchado en su vida... las botellas avanzaban y ya íbamos en la 2da...

De la 3era... bueno, sólo recuerdo que en algunos puntos ya todo me sabía a agua pero de todas maneras se acabó. Creo que para la hora que nos fuimos, nadie, pero NADIE estaba en condiciones de manejar... excepto la sorela que ya ha vivido la experiencia de los separos, jajaja... pero igual nos fuimos cada quién para su casa porque ya nadie podía permanecer de pie. Yo no sé cómo, pero manejé bastaaaaante bien. Llegamos a casa y era la última noche de Antoine en México... bebimos unas cervezas, encendimos la chimenea y platicamos.

Malia se quedó dormida y luego le seguí yo... ya no podía más!!! Teníamos que estar en el aeropuerto a las 7 de la mañana, así que nos fuimos de aquí súper temprano y yo en lo personal, aún no había llegado siquiera a mi punto de crudez... aún faltaban algunas horas para eso!!! jajaja. En fin... Antoine partió y nosotras, aún en pijama en el aeropuerto, igual nos regresamos a casa a dormir y reponernos de una semana que estuvo bastaaaaaaante intensa.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

 

eXTReMe Tracker