sábado, diciembre 31, 2005

Ciudad de México - Villahermosa (día 1)

Tiempo aprox.: 9 hrs.
Kilometraje: 750 km.
Casetas:
Carreteras: autopistas y carreteras federales. Las federales no están en muy buen estado.

Las ciudades por las que pasamos fueron Puebla, Orizaba, Córdoba, Minatitlán, Cárdenas y finalmente Villahermosa. Nosotros hicimos una escala es Puebla para almorzar con una tía mia, pero normalmente si te vas directo haces 9 horas sin ningún problema. El tramo que pasa por Orizaba es increíble, el camino es sinuoso ya que subes y subes pero ves el pico de Orizaba de varios ángulos. Eso sí, cuidado en este camino ya que siempre tiene a haber mucha neblina, encender las luces es buena idea y tampoco excederse con la velocidad porque el campo de visión no es mucho. Luego la carretera es buena hasta llegar a la zona de "La Tinaja", ahí aunque supuestamente es auotpista nos tocó un camino horrible, hay mil baches por todos lados y parece, como decía Antoine, que es todo un deporte estarlos esquivando. Hay varios puentes, cruzas varios ríos, el paisaje es hermoso. Si hay algo que disfruto de viajar en carretera, es el paisaje, es ahí cuando realmente te das una idea de las actividades que puede realizar cada región.

Dejamos Veracruz atrás y llegamos hasta Tabasco, pero ya era de noche. Antoine venía manejando como si mi pequeño Chevy fuera un Jeep 4x4, todo terreno y pues logró que se rompiera el tubo de escape a la altura del mofle... oh sí, la escena no fue la mejor, ni siquiera fue en autopista, era en vil pedazo de carretera, sin iluminación, con mil camiones pasando y sin siquiera una idea de dónde estábamos exactamente. Ah sí, y estaba lloviendo. Ahora que veo atrás, pues sí, fue divertido porque incluso tratamos amarrar el tubo de escape al chasis para poder llegar a algún lugar donde lo pudieran arreglar sin necesidad de estar arrastrando el tubo. Extendimos la tienda de campaña en el suelo para poder ponernos debajo del coche e intentamos amarrarlo con todo lo que pudimos encontrar, pero todo fue inútil. En fin, después de 45 minutos de esfuerzos inútiles fue mi turno de manejar hasta el poblado más cercano a 40 km/h con el radio a todo volúmen para no escuchar el horrible sonido de mi pobre tubo de escape arrastrándose en tierras tabasqueñas, jaja. Afortunadamente no rodamos mucho antes de encontrar un punto donde todos los camiones hacen escala y ahí encontramos un mecánico.Para que no nos saliera más caro, Antoine se quedó dentro del auto y yo me bajé para negociar lo que se iba a hacer. Al final no nos salió tan caro, se tardaron sólo media hora en hacer una reparación a la mexican way provicional para poder llegar a Villahermosa sin problemas. Pregunté dónde estábamos y me dijeron que a 5 minutos de "La Venta"... las tierras Olmecas nos habían dado una cálida bienvenida como era de esperarse, jeje. Lo único que no me gustó de esa "aventura" fue que mientras arreglaban el auto con Antoine dentro de él y yo en una cabañita enfrente platicando con uno de los mecánicos en pleno chubasco unos chavos como de 14 ó 15 años drogados a más no poder rondaban el coche con bats en la mano... en fin, de ahí no pasó pero me di cuenta que fue ahí cuando Antoine dejó de sonreír... eh sí pote, tu n'etais pas chez toi...

De ahí hicimos todavía 1 hora a Villahermosa donde el único hotel que pudimos encontrar gracias a las recomendaciones de un policía fue en la zona de las prostis... horror total, ni siquiera daré datos de aquí porque realmente la compañía de los cuartos vecinos, no fue muy agradable.Llegamos tan cansados que ni ganas de salir a cenar ni nada, simplemente vimos tele, nos bañamos y dormimos para el siguiente día irnos a Palenque. Al día siguiente batallamos un poco para conseguir un lugar donde soldar el tubo, pero todo quedó bien sin problemas.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

 

eXTReMe Tracker