sábado, diciembre 31, 2005

Palenque - Chetumal (día 3)

Tiempo aprox.: 5 hrs
Kilometraje: 580 km
Casetas: ninguna
Carreteras: una parte es carretera federal por la que pasan muchos camiones y es de un sólo sentido. Ya conforme te acercas a Chetumal hay una parte de autopista de 2 carriles.

Temprano fuimos a la zona arqueológica de Palenque donde está una de las ciudades mayas más importantes. Es surreal estar ahí, en medio de la jungla, con cascadas que caen de ambos lados una vez que bajas unos 30 metros para ver el templo de los murciélagos. Además, en el centro principal ceremonial las pirámides que están ahí son increíbles... uno no da crédito de cómo fueron capaces de construir semejantes templos. Les recomiendo que se lleven unas buenas botas y no tennis (como yo hice) o "chanclas" ya que el terreno es fangoso y pedregoso y unas buenas botas alivianan el camino. Repelente de mosquitos también sería buena idea, además de una buena botella de agua para cada quién.

La entrada para estudiantes o maestros es gratis, para los demás es de 35 pesos y si llevan cámara de video se tiene que pagar un suplemento de 30 pesos... lleven siempre su credencial!!! Es un mega paro. En la entrada hay guía de turistas... pero para los que viajamos con presupuesto limitado y con una memoria un poco oxidada de esas clases de historia de México, les recomiendo que de repente se vayan pegando a diferentes grupitos que van llegando a los diferentes templos para que vayan escuchando las explicaciones, jeje... funciona y te da una mejor idea de todo.

Después de ahí agarramos carretera para Chetumal. Esta carretera es un poco pesada ya que es de un sólo carril para cada sentido y como es la única que comunica a Palenque con Escárcega (ciudad aparentemente importante) pues hay muchos trailers en el camino que tienes que ir rebasando y eso es un poco cansado. Como a eso de las 2 horas, como a unos 40 km antes de llegar a Escárcega, nos paramos en un restaurante típico de carretera, bastante limpio y bastante familiar con un ambiente ya bastante campechano. El menú no era variado, pero era rico... recuerdo que yo comí venado y Antoine un pollo preparado de una forma extraña. Te dan sopa de entrada y además postre, todo por un precio demasiaaaado bueno, como 40 pesos por persona... no recuerdo cómo se llama pero bueno, lugares como ese se encuentran a lo largo de la carretera... pruébenlos, son bastante buenos.

De ahí, seguimos camino a Chetumal, empezó a oscurecer y el paisaje empezó a cambiar. Se acabó el paisaje de jungla y montañoso, ahora ya no se veía ninguna montaña a lo lejos, la península había comenzado. Terreno completamente plano, árboles de la misma talla y clima un poco más cálido. Comenzó a oscurecer, Antoine dormía y las estrellas se hicieron presentes. Angie Stone sonaba en el estéreo seguida de No Doubt y luego una mezcla francesa que mi querido compañero de viaje había proporcionado. Es algo para disfrutar, la carretera estaba casi vacía, lo único que tenías que hacer era quitar las luces altas cada vez que veías un auto pasar (no muy seguido por suepuesto)... los árboles hacían una especie de arco sobre la carretera con algunos espacios que permitían ver una cantidad de estrellas que yo jamás había visto... ojalá supiera las constelaciones porque sé que ahí seguramente hubiera visto todas. En fin, puedo decir que de los viajes nocturnos que hicimos, fue el que más disfruté...

Llegamos finalmente a Chetumal y comenzamos la búsqueda de hotel. No hay mucha variedad pero encontramos uno de casualidad super bien ubicado aunque un poco escondido a simple vista. Se llama "Joselyn" y está en la calle de Héroes (la principal) en un pequeño callejoncito peatonal una cuadra antes del Holiday Inn... el precio fue de 250 pesos por habitación doble y como es nuevo todo está en perfecto estado. Cuenta con aire, TV y agua caliente además de chavos buena onda que atienden en la entrada y te pueden dar buenos tips.

En fin, Antoine quería salir a cenar así que después de platicar con algunas personas fue el taxista el que nos llevó al boulevard donde están algunos restaurantes y bares padres (no hay nada más en esa ciudad)... cenamos y listo. Realmente no sabíamos que esperar de Chetumal ya que lo que queríamos conocer estaba cerca, pero no ahí mismo... luego supimos que realmente, ahí no hay nada.

1 Comments:

Blogger Gaby said...

esta genial tu blog!! me encantó :D que padre que hayas posteado esto, justo lo que estaba buscando!!
ya que me iré a hacer un viaje con mi familia por todo el sur de méxico
muchas gracias :)
te paso mi blog, es viajero por si te sirve de algo ;)
saluudos!!
http://lestrippers.wordpress.com/

2:59 p.m.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

 

eXTReMe Tracker